La falsa rinoplastía

¿Nunca te has preguntado si hay otras alternativas a la cirugía de nariz para cambiar su forma?

Existen varias opciones para cambiar la forma de la nariz, ya que puede realizarse de distintas maneras como son rinomodelación o Rinoplastía (con cirugía) funcional o estética.

La rinomodelación consiste en la aplicación de productos inyectados en la nariz para cambiarla y se realiza sin cirugía ya que es un procedimiento de consultorio. Desgraciadamente creo que este procedimiento ha sido abusado y ha defraudado a muchísimos pacientes durante muchos años y es que el principal gancho es que te ofrecen que tengas una nueva nariz de manera rápida sin quirófano y también barata. ¿Quien puede resistirse a esto? Sin embargo, tienes que valorarlo bien, ya que tomar una decisión equivocada da inicio al viacrucis de estos pacientes. Generalmente para mantener un costo bajo, las sustancias que infiltran por lo regular no son de grado médico, ni son sustancias que estén autorizadas por la Secretaria de Salud o Cofepris para inyectarse, o la calidad de las mismas es muy baja y casi el 100% de los pacientes ignoran que les fue aplicado. Además, si analizamos el perfil de quien se atreve a realizártelo, por lo regular es un médico general (en el mejor de los casos, porque a veces son esteticistas, comadres y otros) que han realizado un curso por internet de medicina estética y que desconocen la compleja anatomía nasal, así como también las relaciones entre las proporciones estéticas, ángulos, centímetros y relaciones con otras estructuras anatómicas y que influyen no solo en lo bien que se vea, si no también en lo bien que funcione.

Efectivamente, la nariz cumple la función de respirar, humedecer, calentar, y conducir el aire hacia tus pulmones y cualquier alteración de esta compleja relación en las estructuras anatómicas puede generar un problema de por vida y los que aplican estas sustancias lo desconocen. En el mejor de los casos, el principal problema reside en que simplemente ponen volumen y la convierten es una bola, por lo regular en la punta de la nariz. Y esto es debido a que la rinomodelación solo consiste en dar volumen, por lo tanto no es útil más que en las narices que solo les haga falta volumen en áreas definidas. O sea que si tu intención es afinarla, hacerla más delgada o menos ancha, este procedimiento no es para tí. He visto muchos casos de pacientes muy decepcionados con los resultados, ya que en vez de lograr una nariz más fina, les resultó todo lo contrario. Pero en el peor de los casos y también el más frecuente, el problema no solo es estético ni funcional, si no de infección o de rechazo del material, lo que hace que las narices se pongan rojas, duelan, se inflamen, o empiecen a drenar materia y se arriesgue la estética básica nasal.

maquillar-para-reducir-la-nariz

Tu satisfacción, nuestra pasión

No es broma, existe una gran cantidad de personas que se han realizado este procedimiento y que acuden diariamente a nuestra consulta buscando resolver un problema grave que halla su mejor solución en la prevención. Y es que cuando ya existe el problema, la cirugía ya no es una opción si no una obligación (porque si no se operan pueden perder la piel y la forma de la nariz), y ya no es estética, si no reconstructiva para tratar de quitar los tejidos dañados y retirar el material infiltrado. Aún más grave, los problemas no inician de inmediato, si no en muchas ocasiones hasta después de 6 meses a 5 años de la aplicación y cuando acuden con la persona que se los aplicó, generalmente, ésta ya no está o ha desaparecido.

¿Entonces la rinomodelación debe estar prohibida? No, si es realizada por un especialista en cirugía plástica y reconstructiva o un otorrinolaringólogo, que utilice excelentes materiales de relleno absorbibles, puede ser una buena técnica. Sin embargo, las indicaciones son casos muy limitados; solo aquellas narices en los que le hace falta un poco, solo un poco de volumen, principalmente en el dorso para disimular una giba y a veces para proyectar una punta nasal. Pero la realidad es que los que sabemos operar narices (y sus indicaciones bien definidas) la utilizamos muy poco porque son muy pocos los casos en lo que puede ir muy bien.

Sin embargo, no te quedes con mi opinión, mejor infórmate bien y busca la mejor opción. Y si tienes un problema de este tipo y te sientes identificada, acude con cualquier de los cirujanos plásticos certificados de Yucatán para que te podamos atender lo más pronto posible.

Saludos.

Doctor

Dr. Héctor Durán

4 Comments

  1. Buenas noches, me realizaron rinoplastia y una de mis alas se deformó, esta caída y espesa, por lo tanto hay una notable asimetría con respecto a la otra, una esta mas elevada que la otra,no quiero someterme a otra cirugía para corregir. Podría someterme a una rinomodelacion para que me inyecten alguna sustancia en el borde del ala que está mas elevada y así queden más simétricas? Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *