Presume tu mirada joven y cautivante.

 

Blefaroplastía o párpados juveniles

 

blefaroplastia

 

Con los años, los párpados superiores e inferiores van sufriendo cambios que no solo afectan la estética si no en ocasiones la función.

 

Muchos pacientes refieren que en las mañanas no pueden abrir los ojos de manera adecuada debido a que les “pesan” los párpados superiores, y en ocasiones afectan incluso la visión. Muchos otros refieren que al término del día observan que las “bolsas de los ojos” están muy grandes e inflamadas y no les gusta el aspecto que se tiene.

 

No le vuelvas a temer al espejo.

 

Siempre se ha dicho que los ojos son la ventana del alma, y muchos nos fijamos constantemente en la mirada de quién amamos. Así que debemos cuidar de este rasgo anatómico de importancia.

 

Unos parpados caídos, con muchas “bolsas” o ptósicos (es el termino médico a caída de una tejido por flacidez), dan el aspecto constante de cansancio o incluso enojo. Es por esto que es muy importante tratarlos adecuadamente.

 

Afortunadamente la cirugía para corregirlos es sencilla y se denomina blefaroplastia. Es una cirugía ambulatoria, con anestesia local y sedación, con una duración de una a dos horas. En el caso de los párpados superiores se retira el exceso de piel y grasa al igual que en el caso de los inferiores, donde además en este último también se realiza una técnica de sostén de hamaca para darle más fuerza al párpado inferior.

 

Después de la cirugía los cuidados son sencillos consistiendo principalmente en analgésico y antibiótico, y reposando por 3-5 días.

 

Su mirada se verá mucho menos cansada y tenga por seguro que cuidamos mucho que la expresión de nuestros pacientes continúe siendo la misma, para evitar que la mirada sea distinta o rara; sin embargo tendrá unos párpados más juveniles, sin exceso de piel y principalmente, sin el exceso de grasa, por lo que las bolsas de los párpados desaparecerán.