Abdomen Espectacular

 

Lipectomía, abdominoplastía o Tummy Tuck son sinonimos

 

lipectomia. Después de los embarazos, es muy frecuente que las mujeres pierdan la silueta. Esto es debido principalmente por la gran expansión de la pared abdominal que ocurre por el crecimiento de los bebés. A medida que va creciendo, se va expandiendo no sólo la piel sino también la grasa y los músculos anteriores denominados músculos rectos del abdomen, los cuales guardan una relación o distancia entre sí la cual se va perdiendo a medida que el embarazo va progresando, de tal manera que cuando la mujer se está recuperando del embarazo, nota que el abdomen se ve más flácido y voluminoso. A pesar de todos los esfuerzos, ejercicio, dietas, y medicamentos para lograr una mejoría, frecuentemente el abdomen no vuelve a estar como antes. La única medida para reparar las secuelas de esta gran expansión abdominal así como la flacidez, las estrías, las cicatrices, y la diástasis rectos (que significa la separación entre ambos músculos rectos del abdomen) es la cirugía que se conoce como abdominoplastía o lipectomía.

 

Deja de ocultar tu precioso abdomen.

Para este procedimiento por lo general se solicitan laboratorios preoperatorios así como una valoración cardiológica para asegurar la seguridad en algunos pacientes.

Es importante remarcar que existen algunas variaciones de lipectomía. Cuando no existe demasiada flacidez ni diástasis, se puede realizar algo que se llama mini lipectomía que es una variación en la cual el objetivo es quitar la piel existente entre el pubis y cuatro dedos por debajo del ombligo ya que esta zona es la más afectada por la expansión de los embarazos. Tiene la ventaja de que la recuperación es muy rápida, y que los pacientes pueden volver embarazarse sin mayor problema después de algún tiempo. La cicatriz resultante es horizontal y se esconderá por la ropa íntima.

Sin embargo cuando hay demasiada flacidez, diástasis y estrías, la única solución será la lipectomía.

Esta consiste primero en quitar el exceso de piel que existe justo por encima del ombligo hasta el nivel púbico, lo que deja como resultante una cicatriz transversa en la zona de la ropa íntima que generalmente va de una espina iliaca anteriosuperior a la otra. Posteriormente se avanza el segmento de piel que está por encima del ombligo, para que éste vuelva a formar la piel del abdomen anterior y se reparan los músculos rectos, a través de una plicatura o unión de los mismos con sutura fuerte, que forma una especie de corsé interno que tiene la función de devolver el abdomen a la silueta original, lograr más cintura, y dar más fuerza para los músculos. Es frecuente que también se descubran hernias principalmente a nivel umbilical, las cuales podrán ser reparadas.

abdomen_perfectoSi bien la mayoría de los cirujanos plásticos dejan el ombligo original para que después se reinserte a través de la zona de piel abdominal anterior, se ha modificado la técnica para que se tener un nuevo ombligo. Esto tiene un varias ventajas, entre las cuales la principal es que se ve mejor, más juvenil, y sobre todo sin cicatrices que son frecuentemente visibles en el procedimiento original de la abdominoplastia. Hemos recibido muchas felicitaciones de las pacientes por este técnica, porque su ombligo se ve por lo general mucho más natural y llama menos la atención por la ausencia de cicatrices.

Abdomen perfecto en cuestión de poco tiempo.

La recuperación puede requerir un día de hospitalización, aunque también en varias ocasiones se puede manejar como cirugía ambulatoria. Los pacientes deberán mantener los cuidados de cualquier cirugía, como antibiótico, analgésico, y será frecuente que se les deje un reservorio llamado drenaje, a través del cual se estará recolectando y vigilando la salida de líquido hemático por aproximadamente tres a cinco días y al termino de estos días, los pacientes acudirán al retiro del mismo drenaje al consultorio. Generalmente las suturas de esta cirugía se retiran a la semana de la evolución. Será importante que se use una faja especial durante aproximadamente un mes que les ayudará a moldear la figura. Es muy frecuente que este procedimiento se acompañe de liposucción, para completar el moldeamiento de la figura, principalmente a nivel de la cintura.

También es frecuente que los  pacientes soliciten contorno corporal posterior, esto es liposucción del espalda e infiltración de grasa en glúteo lo cual puede ser realizado en el mismo procedimiento.

Los resultados son muy satisfactorios, ya que al perder el colgajo de piel del abdomen que cuelga, se mejora considerablemente la autoestima  y la silueta. Muchos pacientes vuelven a utilizar traje de baño de dos piezas resultado de lo agradable que es actualmente.

La lipectomia o abdominoplastía es un procedimiento sumamente recomendable para resolver un problema muy frecuente en las mujeres que han tenido dos o tres embarazos aunque también es frecuente que lo realicemos después de pérdida de peso importante o después de cirugía bariátrica tanto en hombres como en mujeres.